337-0

Dr. TAFALLA. Profesor de Lipoescultura en la Universidad de Barcelona. Profesor de C.P Facial en Tanzania (África) y Vocal de la Junta Directiva de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) durante el periodo 1997/1998

La radiofrecuencia consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que rejuvenecen el aspecto facial mediante la corrección de la flacidez provocando una contracción de la piel del rostro y mejor definición del óvalo facial. Un efecto similar al del Lifting, pero sin cirugía.

A través de la radiofrecuencia se eleva la temperatura del tejido conjuntivo mediante un sofisticado sistema electrónico que provoca la regeneración y producción de nuevo colágeno consiguiendo el rejuvenecimiento facial y mejora de las arrugas.

Se trata de un método avanzado de estiramiento de la piel mediante un sofisticado aplicador de radiofrecuencia que sin incisiones ni períodos de recuperación estira la piel, sin efectos secundarios.

El tratamiento puede duran desde unos minutos hasta una hora en función del tamaño de la zona a tratar.

Iniciado el proceso, el paciente experimentará una breve e intensa sensación de calor. Aunque inmediatamente se nota la piel más estirada los resultados son apreciables de tres a seis meses después, ya que aunque se provoca un estiramiento inmediato de la estructura de colágeno, ésta continúa tensándose a lo largo del tiempo. La mayoría de pacientes pueden realizar una vida normal inmediatamente después del proceso, aunque en algunos casos aparece un leve enrojecimiento que suele desaparecer en pocas horas.

Los resultados son bastante duraderos aunque dependen del proceso natural de envejecimiento de cada paciente.